3PLs
E-commerce
FMCG

SGA: la respuesta a los problemas de la logística de la cadena de frío

La logística de la cadena de frío es un componente presente en muchos sectores e industrias, especialmente los sectores farmacéutico, cosmético, alimentario, químico y los laboratorios médicos, que requieren que los productos se almacenen y transporten a bajas temperaturas. Un sistema de gestión de almacén (SGA) aborda las dificultades que plantean los almacenes de productos en condiciones de frío o con temperatura controlada a la hora de cumplir las estrictas normas de seguridad, control de calidad y trazabilidad, sin dejar de aportar al mismo tiempo beneficios en la eficiencia operativa.

 

Principales dificultades en la logística de la cadena de frío

La logística de la cadena de frío plantea varias dificultades, en particular por lo que se refiere al cumplimiento de las normas y requisitos normativos. Aunque estos cambian de un tipo de producto y sector a otro, pueden resumirse en los siguientes aspectos:

  • Gestión de la temperatura: los alimentos refrigerados y congelados, algunos productos farmacéuticos, cosméticos, químicos y las muestras biológicas tienen que transportarse en camiones con control de la temperatura y almacenarse en almacenes de productos en condiciones de frío. Si no es así, su calidad puede verse afectada, o incluso pueden quedar en un estado no apto para el consumo.
  • Gestión de la fecha de caducidad: es imprescindible gestionar las fechas de caducidad, las fechas de consumo preferente y los contratos por fecha, especialmente en el caso de los productos perecederos, como pueden ser alimentos, medicamentos y productos cosméticos.
  • Seguridad del producto: los productos tienen que cumplir las normas de seguridad y calidad aplicables y no deben poner en riesgo la salud de los consumidores.
  • Trazabilidad del producto: es necesario mantener la trazabilidad en toda la cadena de frío, desde la producción hasta el almacenamiento, pasando por el transporte, de manera que se pueda actuar con rapidez si surge un problema.
  • Control de costes: la gestión de instalaciones logísticas con control de la temperatura para cumplir los requisitos de la cadena de frío implica una inversión considerable. Por lo tanto, los expertos en logística buscan constantemente maneras de incrementar la productividad y mantener los márgenes.

SGA: la respuesta a los problemas de la logística de la cadena de frío

Un software de SGA optimiza todos los aspectos de la gestión del almacén, desde la recepción y el almacenamiento de los productos que llegan hasta su envío. En entornos de logística de cadena de frío, garantiza que los productos se almacenen y transporten en las condiciones adecuadas, proporciona visibilidad en tiempo real sobre los productos almacenados y garantiza la completa trazabilidad de todos los movimientos de los productos y las tareas realizadas. Y no solo eso, sino que también optimiza el espacio y reduce los costes operativos de los distintos flujos logísticos.

 

Mantenimiento de una cadena de frío ininterrumpida

Mantener intacta la cadena de frío es una de las principales prioridades de los operadores de cadena de suministro y los expertos en logística. El software de SGA desempeña un papel fundamental para evitar el riesgo de romper la cadena de frío al controlar las temperaturas y activar alertas y acciones correctivas si se superan umbrales o se producen anomalías.

 

Trazabilidad total en tiempo real

Un sistema de SGA mantiene un registro documentado de todos los flujos logísticos y permite la completa trazabilidad de todas las tareas realizadas en el almacén, junto con los números de lote relacionados, desde la recepción hasta el envío. Esta función es especialmente útil, e importante, en caso de retiradas de lotes.

 

Gestión de fechas de caducidad y contratos por fecha

En los almacenes con control de temperatura, el SGA es un valioso recurso para la supervisión de las fechas de caducidad de los productos perecederos, así como para:

  • Gestionar las fechas de caducidad y de consumo preferente y activar alertas cuando se superan esos límites.
  • Gestionar los contratos por fecha y comprobar que los productos se reciben y envían antes de una fecha límite determinada.
  • Gestionar los lotes en coherencia con la gestión de las fechas de caducidad.
  • Aplicar reglas de rotación de stock como FIFO (el primero en llegar es el primero en salir) y FEFO (el primero en caducar es el primero en salir).
  • Optimizar los niveles de existencias al evitar acumular excedentes de productos con un periodo de caducidad breve.

 

Gestión del transporte

El software de gestión de almacén tiene otra función clave que ayuda a los operadores logísticos de cadena de frío a mantener controlados los costes y reducir el impacto medioambiental: la gestión del transporte. Mediante algoritmos avanzados, esta función compara los precios de los transportistas, optimiza la agrupación de la carga y maximiza las tasas de rellenado de los camiones. En un momento en el que el coste de la energía sube, esta prestación ofrece potencial para mantener los márgenes.

 

Eficiencia logística y automatización del almacén

Por último, aunque no por ello menos importante, tecnologías punteras como la inteligencia artificial y la automatización de procesos pueden proporcionar a los operadores logísticos de la cadena de frío un incremento vital de la eficiencia. La automatización del almacén ofrece beneficios en muchos aspectos, en especial por lo que se refiere a la productividad, la eficiencia operativa y la seguridad en la manipulación de los productos. El sistema de gestión de almacén desempeña aquí también una función clave, ya que gestiona los diversos sistemas mecanizados y los robots desplegados en los centros logísticos, como pueden ser:

  • Grúas apiladoras y cintas transportadores, que desplazan palets, cajas y productos entre las distintas áreas del almacén.
  • El sistema de picking por voz, que asiste a los operarios de almacenes con temperatura controlada, donde el uso de guantes dificulta el manejo de dispositivos manuales.
  • Robots de picking, que recogen productos de ubicaciones de almacenamiento y los transportan a las áreas de picking.
  • Estanterías móviles, que se utilizan para almacenar productos de baja y media rotación en cámaras frigoríficas.
  • Lanzadoras motorizadas, que aceleran las operaciones de realmacenamiento y envío.

En almacenes con control de temperatura, la combinación de un SGA con sistemas automatizados transforma la función de los operarios porque los libera de tareas de manipulación repetitivas y les permite centrarse de nuevo en la gestión de excepciones y el control de calidad.

Reflex: un SGA probado para logística de cadena de suministro

Gracias a los 30 años invertidos en I+D, el sistema de gestión de almacén Reflex WMS optimiza los procesos a lo largo de toda la cadena de frío ofreciendo a empresas de los sectores farmacéutico, cosmético, alimentario, químico y a laboratorios médicos una auténtica ventaja competitiva. Por ejemplo, clientes como los Laboratorios Boiron y Cémoi utilizan nuestra aplicación en sus almacenes.