Qué SGA elegir para la gestión automatizada del almacén

El sistema de gestión de almacén (SGA) desempeña un papel esencial en la planificación, ejecución y seguimiento de las operaciones logísticas. En los almacenes automatizados, donde se coordinan las tareas asignadas a robots, sistemas mecanizados y operarios, debe ser capaz de comunicarse en tiempo real con otros sistemas, como el sistema de control de almacén (SCA) y el sistema de ejecución de almacén (WES). Si buscas un SGA que gestione los procesos logísticos en almacenes mecanizados o automatizados, ¿sabes cuáles son las características esenciales del software que deberías buscar?

Interoperatividad con sistemas mecanizados y robots

El software de gestión de almacén debe ser capaz de interactuar a la perfección con los distintos robots y sistemas mecanizados del almacén para poder coordinar en tiempo real las distintas operaciones logísticas asignadas a máquinas y operarios: entrada de mercancías, almacenamiento, traslado de los productos dentro del almacén, picking de pedidos, embalaje, transporte de palets o paquetes a los muelles de carga, realización de inventarios, etc.

Para que esto sea posible, el sistema de gestión de almacén debe incorporar conectores estándar (API, transmisión de datos, etc.) que faciliten la integración y la comunicación directa con los sistemas automatizados, así como con el SCA o el WES, donde dichos sistemas se encargan de coordinar y optimizar en tiempo real tareas y recursos.

Capacidad para delegar determinados procesos

En un almacén automatizado, el sistema SGA debe ser capaz de delegar fácilmente los procesos en el SCA, el WES u otro sistema. Esto puede hacerse de dos maneras:

  • Caja negra: el sistema mecanizado o el robot recibe órdenes del SGA (por ejemplo, gestionar las ubicaciones de almacenamiento, trasladar los productos o realizar el picking de pedidos), pero sigue ejecutándolas de forma autónoma. El sistema de gestión de almacén decide, por ejemplo, la zona de almacenamiento de un determinado producto, pero el SCA da instrucciones al robot para que traslade el artículo y selecciona la ubicación definitiva dentro de la zona determinada por el SGA. Por poner otro ejemplo, el SGA da instrucciones al WES o al SCA para que haga el picking de un pedido. A continuación, este último selecciona los productos y las unidades de manipulación más adecuadas entre las existencias que gestiona, teniendo en cuenta la información relativa a la trazabilidad.
  • Caja blanca: en este caso, al sistema mecanizado o robot se lo considera igual que a un operario y se le dan instrucciones más directas. Las ubicaciones y las existencias son gestionadas por el sistema SGA, que indica las ubicaciones exactas de almacenamiento y, en el caso de una tarea de picking de pedidos, los productos que deben recogerse.

En cualquier caso, aunque el SGA controla todas las operaciones logísticas del almacén, es importante fijar con claridad las funciones y responsabilidades de cada uno de los sistemas, sobre todo si se tiene en cuenta el solapamiento de funciones que existe entre los sistemas SGA, SCA y WES.

Coordinación en tiempo real de robots y operarios

En un almacén, el SGA también se encarga de planificar y asignar los recursos (máquinas y operarios) teniendo en cuenta la prioridad de procesamiento de los pedidos y las limitaciones operativas (como la disponibilidad de equipos, la hora límite de transporte y las ubicaciones y movimientos de existencias).

Para ello, el sistema de gestión de almacén debe poder hacer el seguimiento de las operaciones logísticas en tiempo real, de modo que pueda reasignar tareas si surge un problema –como un cambio en la prioridad de procesamiento de los pedidos para cumplir los plazos de entrega, retrasos en el picking de pedidos, un cuello de botella en un flujo de trabajo concreto o averías en los equipos.

Almacenes automatizados: la importancia de un SGA flexible y escalable

En los almacenes mecanizados o automatizados, el sistema de gestión de almacén debe ser lo suficientemente flexible y escalable como para adaptarse eficazmente a las fluctuaciones de la actividad e integrar las tecnologías más recientes. Un SGA basado en cloud responde especialmente bien a estas necesidades. Este tipo de software de gestión de almacén están diseñados para adaptarse a volúmenes de actividad cada vez más elevados sin pérdida de eficiencia. Los recursos (como puede ser la potencia de cálculo y el espacio de almacenamiento) pueden ajustarse dinámicamente a medida que las necesidades cambian. También disponen de API para facilitar la integración con nuevos equipos y tecnologías.

KPI logísticos y optimización continua de los almacenes automatizados

Por último, pero no por ello menos importante, en un almacén automatizado – como en un centro logístico «convencional»– el software de SGA debe ser capaz de proporcionar indicadores clave de rendimiento y sugerir áreas de mejora continua. Esta información puede utilizarse para optimizar el diseño del almacén, revisar la distribución de los procesos de trabajo entre máquinas y operarios, garantizar un uso más eficiente de los equipos, etc.

Nuestro software Reflex WMS incluye todas las funciones necesarias para gestionar almacenes automatizados. El sistema se utiliza en varios almacenes mecanizados y automatizados, como los que gestionan La Redoute, bioMérieux (Exotec), 4murs (AutoStore) y bol.com.